La señora de los 70’s.

No titubé en ningún momento, hice el encuadre en la mirilla de la cámara y apreté el botón. El obturador se cerró escandalosamente. Había quedado detenida su imagen en el tiempo, pero la señora ya vivía fija en ese tiempo que fue y que ya no era, los 70’s, ese atuendo y esas paredes viejas y carcomidas la delataban.

No pasa el tiempo.
No pasa el tiempo.