Mundos posibles

Existe un dicho popular que dice que cada cabeza es un mundo; podemos aplicar esta expresión también para la fotografía y parafrasearlo como que “cada imagen es un mundo”.

Efectivamente, cuando el sensor graba la imagen vista y pensada por el ojo del fotógrafo, ésta se vuelve un pequeño mundo del momento capturado. Es la conciencia misma, la pura subjetividad vista a tráves del objetivo, la que queda aprehendida en pixeles. ¿Cuántos mundos posibles no descubre la fotógrafía?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s